lunes, 17 de enero de 2011

Este es un resumen de  nuestro viaje a Tailandia... el propósito del blog es ayudar a los próximos viajeros, resolver dudas y compartir experiencias... ¡no te cortes en comentar!



Bangkok

Pasamos 4 días en Bangkok nada más llegar.Con los taxis oficiales, en el primer piso del aeropuerto de BKK, les das la dirección del hotel (por escrito, en tailandés) y te dicen cuánto te va a costar. Deberían ser 450-500 baht hasta el centro (10 euros), incluyendo los peajes, que pagas tú. En general, en toda Tailandia la forma más barata y rápida de moverse es en taxi, pero muchos no hablan apenas inglés, y menos lo leen, así que mejor si llevas las direcciones escritas en tailandés (la Lonely-Planet tiene casi todas en thai).

Nosotros nos alojamos en el hotel New Siam Riverside, un poco caro para ser Tailandia (60 euros la triple) pero con muy bonitas vistas (vale la pena pagar un poco más y elegir la que tiene vistas, por ver anochecer sobre el río), con una referescante piscina (pide las toallas gratis en recepción), un buen desayuno de buffet libre y cerca del centro. Ojo, hay un hostal New Siam cerca, pero ese es de mochileros.

Bangkok sunset

Como el primer día llegamos relativamente pronto (11AM) nos recomendaron hacer el tour turístico y visitar los Wat (templos) más famosos y el palacio real. Fuimos al Wat Po y palacio Real (hay que llevar pantalones largos).

Wat Po - Bangkok

El Palacio Real tiene un templo interior muy interesante, aunque bastante atestado de turistas.

Palacio Real, Bangkok

Luego coges un ferry que te cruza hasta el otro lado del río para ver el otro Wat, de los más altos. Cuidado porque creo que cerraba pronto (como casi todo), a las 6. La subida vale la pena, las vistas son espectaculares...aunque verás algo parecido desde el monte dorado.

Bangkok desde el río

Momento ideal para, antes de la cena, darte un masaje. Existen multitud de tipos de masaje que te ofrecerán por todas partes en Tailandia. Los más comunes son el masaje tailandés, el masaje de aceite y el masaje de pies.

Ninguno de éstos es sexual. El primero, el tailandés (thai massage) consiste en un masaje de todo el cuerpo, con presiones y estiramientos que te dejarán muy relajado. El de aceite es un poco más sensual pero con menos técnica, aunque muy placentero. El de pies es muy específico (aunque incluye hasta la rodilla), ideal tras un día de larga caminata.

Para cenar puedes atreverte con los puestos de la calle. Nosotros lo hicimos repetidas veces y no nos pusimos enfermos en ningún momento. Por supuesto hay que vigilar que mantengan las normas de higiene y las bebidas siempre envasadas. En Kao San Road hay multitud de puestos ilegales en los que puedes adquirir un plato de Pad Thai (tallarines con verduras, típicoi y riquísimo) por 20 baht (40 centimos de euro, aprox).


Kao San Road es una calle de locura. Demasiados guiris, claro, pero mucho ambiente, no puedes pasar por Bangkok sin pasear, comprar, regatear, cenar y emborracharte en ésta calle de apenas unos 500 metros...también interesantes las calles de los alrededores (paralelas) menos bulliciosas y donde estarás más relajado. Un poco caro para las compras, pero si ves algo que te gusta mucho, cómpralo, que igual no lo vuelves a ver.


Por cierto si buscas el famoso espectáculo del lanzamiento vaginal de pelotas de Ping-Pong (llamado allí Ping-Pong show) al principio de la calle o al final suelen apostarse los que te lo ofrecerán. Creo recordar que costaba 500 baht (10 euros) por persona, viaje en tuk-tuk incluído.



Paseo por el río en barcaza


Todo el mundo lo hace y la verdad es que creo que vale la pena. Un poco más barato si te acercas al embarcadero y lo negocias allí directamente, aunque seguro que tu hotel te lo reserva si quieres. Si vas pronto, te cruzarás con menos turistas y tendrás más sensación de intimidad. Serán unos 400 bhat por persona (3 personas en la barca), unas dos horas. Vimos barrios más escondidos de los que podrías ver a pie, algún lagarto y compramos algo de pan para dárselo a los peces ¡había miles! Eso sí, no caigas en el truco de comprar cerveza a las vendedoras que se acercarán en su barca, te saldrá caro.


El monte dorado


Es un templo budista sobre una montañita. Vale la pena acercarse. Asegúrte de no perderte las vistas desde arriba del todo. Y, por supuesto, ¡no olvides descalzarte!


Mercado de cuencos


Supuestamente hay montones de antiguos artesanos realizando cuencos, nosotros encontramos tan solo a una señora, eso sí, majísima (¡vivan los tailandeses!) y nos enseño a hacerlos DESPUÉS de haberle adquirido tres de ellos. Prescindible.


Tuk-tuk


En algún momento tendrás que probarlo. No es la opción más barata, ni la más cómoda, ni la más rápida para moverte, pero tiene ese encanto...negocia el precio antes, asegúrate de que es por persona o el total (intentaron hacernos el lío...). Debería costarte 40-50 baht por persona, aprox. Un taxi del mismo recorrido te costará 80 baht en total, y con ese aire acondicionado a tope que tanto nos gusta... (lleva jersey!) tuk-tuuuuuuuk! (ya repetirás esto a la vuelta, ya...)


Compras


No esperes comprar material fotográfico barato (mi gozo en un pozo), el precio es similar y tiemblo solo de pensar en una posible falsificación, que allí deben de ser legales...

Aprovecha, lo que tienes que comprar es ropa, pareos...las imitaciones están bastante bien conseguidas, aunque alguna de ellas se descomponga al tercer lavado...

El mejor sitio es el mercado dominical de Bangkok, asegúrate de pasar un domingo entero allí, es inmenso, hay de todo, vestidos, camisetas, zapatillas (DC, Ecko y la marca que esté de moda...)

Toma un refresco de vez en cuando, si no, la deshidratación podrá contigo. Nosotros nos viciamos a los zumos de frutas sobre hielo picado. Están riquísimos, y a ninguno nos sentaron mal...

Ayutayah

Precioso, pero un poco masificado. Ideal alquilar una bicicleta y recorrerlo con calma. Nosotros lo intentamos en un día, pero mejor reservarse dos. Si te gusta la fotografía, espera hasta el anochecer...aunque los taxis escasean, y la zona de templos está a un rato del pueblo. A la ida fuimos en un bus local (¡gran experiencia!) y a la vuelta en un tuk-tuk cubierto por un plástico, porque empezó a diluviar.

Ayutayah perro durmiendo. Sleeping dog

Está cerca de Bangkok, a hora y pico en tren (vete en el tren normal, mézclate con los simpáticos tais... ¡es el país de la sonrisa!) hay gente que lo hace en un día, ir y volver, aunque no lo recomiendo. Los viajes "a la carrera" no nos salieron muy bien (ver Triángulo de Oro...) y ha Tailanda debes ir a relajarte.

Buda entre las raíces, Tailandia


Para salir de aquí esperábamos coger un tren, pero no apareció. Parece ser que es habitual en Tailandia, y el siguiente tardaba 2 horas...después de regatear bastante, conseguimos que nos llevara una señora, bueno, apareció su hermana con un Honda. Creo que nos pidió 800 baht (16 euros) por un trayecto de poco más de una hora (que hizo a toda pastilla...). Otra experiencia más.

Lopburi

El único interés, que no es poco, de éste pueblo son los monos que rondan sueltos por un par de templos. Son muy majos! pero no da más que para un par de horas. Nosotros paramos y luego seguimos hacia Pitsanaluk.

Templo del mono, Lopburi              Monkey Temple

Pitsanaluk

Es una ciudad tranquila, no tiene mucho que ver, aunque me resultó interesante por la escasez de turistas, empiezas a conocer la Tailandia profunda. El mercadillo no vale gran cosa, pero está bien para pasear un rato antes de cenar junto al río (si te has acordado de echarte antimosquitos, claro!) También puedes mezclarte un poco con la juventud tomando una Shinga beer, la cerveza de allí, muy suave, estilo Coronita. Al día siguiente hicimos un recorrido en bicicleta con un simpático belga que vive allí (viene en la Lonely). Recomendable, el paseo es bonito y escapas un poco de la ciudad.

Sukothai

Mi lugar preferido en Tailandia, accedimos a ella desde Pitsanaluk en tren.

Desde el tren, de Lopburi a Sukothai

Alojados durante 2 días en el Bath-thai Guesthouse con un jardín tropical precioso en el que descansar.

El primer día alquilamos una bicis para recorrer ciudad histórica de Sukhothai, patrimonio de la Humanidad por la Unesco, un lugar que no te debes perder. Es mucho menos turistico que Ayutthaya, y los templos, las ruinas, los paisajes y todo el complejo, está muchísimo mejor conservado que el anterior.

Allí, divisamos a un grupo de lugareños practicando tai-chi, y desde la distancia, nos llamaron para que nos uniéramos a ellos en su práctica. De modo que ahí nos plantamos y intentas seguir sus movimientos mientras ellos no paraban de observarnos y de decir que los estábamos haciendo estupendamente bien! estos tailandeses son las mejores personas del mundo... por algo se dice que es el pais de la eterna sonrisa...

Sukothai

Al día siguiente nos fuimos a hacer una excurisón por el campo con unas bicis de montaña de las de verdad, paseando por los arrozales, puentes colgantes, vislumbrando la vida típica rural de la zona.

¡Qué maravilla de lugar!

Chiang Mai

Chiang Mai es la ciudad más grande del Norte de Tailandia, punto de referencia para numerosas excursiones al Triángulo de Oro, a la selva...parece ser que Chiang Rai, cercana, es mas auténtica y menos turística.

En Chiang Mai encontrarás numerosos mercadillos interesantes, el Buda de Jade, algunos barrios universitarios bastante autóctonos, bastantes templos dignos de visitar, por supuesto. Nosotros, siguiendo a la Lonely Planet, nos acercamos en taxi-furgo al poblado de la secta Hmong (sí, de la que se habla en Gran Torino, la peli). Nos alojamos en Rux-Thai, "hotel" céntrico y aceptable relación calidad-precio.

Aquí puedes hacer excursiones a los poblados de la secta Mong (sí, los que salen en Gran Torino) en la montaña. Un poco turístico, pero interesante.

Alojamientos en Chiang Mai
 
Ver Hoteles en Chiang mai en un mapa más grande