lunes, 17 de enero de 2011

Chiang Mai

Chiang Mai es la ciudad más grande del Norte de Tailandia, punto de referencia para numerosas excursiones al Triángulo de Oro, a la selva...parece ser que Chiang Rai, cercana, es mas auténtica y menos turística.

En Chiang Mai encontrarás numerosos mercadillos interesantes, el Buda de Jade, algunos barrios universitarios bastante autóctonos, bastantes templos dignos de visitar, por supuesto. Nosotros, siguiendo a la Lonely Planet, nos acercamos en taxi-furgo al poblado de la secta Hmong (sí, de la que se habla en Gran Torino, la peli). Nos alojamos en Rux-Thai, "hotel" céntrico y aceptable relación calidad-precio.

Aquí puedes hacer excursiones a los poblados de la secta Mong (sí, los que salen en Gran Torino) en la montaña. Un poco turístico, pero interesante.

Alojamientos en Chiang Mai
 
Ver Hoteles en Chiang mai en un mapa más grande

8 comentarios:

ihasiakohtao dijo...

saludos desde koh tao ... bueno que pena que no vinierais de visita por la isla .. ahora si algun dia os animais aqui teneis un contacto para lo que querais

www.ihasia.net
www.ihasiakohtao.blogspot.com

Enric Martin dijo...

Para los que vayan a Chaing mai y necesiten alojamiento pero no saben donde mas o menos, aquí dejo un mapa con todo tipo de alojamiento de toda la ciudad. Espero que esto os ahorre pasear por las calles bajo el sol y las mochilas cargadas a la espalda. (Yo ya he probado esta medicina XD)

Un Saludo!

https://maps.google.com/maps/ms?msid=200047714144319922710.0004d42a2de74da910fd8&msa=0&ll=18.78883,98.983212&spn=0.092145,0.169086

Jorge dijo...

Gracias Enric... nosotros tiramos de Lonely el primer día, luego preguntamos a otros turistas... enlaco el mapa directamente desde el blog... ¡gracias!!!

Isaias Amaro Lopez dijo...

Pues yo he vuelto de Tailandia y me ha decepcionado mucho,empezando por los templos por fuera son vistosos pero por dentro son pequeños y vacios a parte del buda de rigor nada más que ver en la mayoria de ellos, la gente es amable y servicial pero no són esporadicos ni hospitalarios como habia leido en otros blogs, es un agobio estar todo el rato con asaltados por vendedores de todo tipo, sobretodo masajes y tuc-tucs, la comida bien y barata pero no mas barata que en otros destinos de Asia como China ni tan buena como en China o sea bien pero no un destino exclusivo por gastronomia, las playas sobrevaloradas sobretodo la de Phuket, el año pasado estuve en Cuba y me atrevo a decir que a cualquier sitio que vayas en Cuba es mejor que Phuket, el agua no es transparente y hay mucha suciedad de ramitas, hojitas etc y que encima te lo venden como el paraiso, aunque lo mas triste de todo es ver esas calles llenas de clubs eroticos o go-go bar, se ve por todas partes lo de la prostitución, en sitios más que otros pero no puedes evitarlos, quizas si te pierdes en algún barrio de las afueras de Bangkok o en alguna aldea de alguna provincia que no haya turistas, y no me ha gustado eso de vaya donde vaya ves ese tipo de servicios, volviendo a Cuba que tambien dicen que es un destino de turismo sexual ni mucho menos se vé de la manera que lo hay en Tailandia, por no decir que incluso en Bangkok he visto una miseria como no he visto en Cuba o en otros paises, al lado del hotel habia una barriada de casas de chapa que habia ni agua ni electricidad ni lavabo, eso sí sin peligro de que te atraquen, luego los precios me decian que era barato, barato es sí comes en puestos callejeros, no es que tengan mala pinta pero eso de comer al lado del humo de los coches, la calor y la polucion, pues me gasto 2 euros mas y como algo mejor en algún pequeño restaurante con aire acondicionado y mas higiene, con el alojamiento casi igual yo estaba en hoteles de 3 estrellas y me salia por 20 y 25€ por noche, barato si lo comparamos con Europa, pero el mismo precio que en China (Pekin y Shangai), cuando pasé por Kao San Road, sí que ví los hostales por 200 baths (unos 3 €) en el letrero ya ponia en habitaciones de cuatro personas, baño comunitario y sin aire acondicionado, es triste decir que en mi hotel cuando iba al desayuno casi todos eran Chinos o Japoneses en definitiva que ya ví los europeos/americanos cuendo dicen que es barato porque lo dicen, me he alargado un poco pero es que he venido entre mosqueado, asqueado y triste por ver como esta tan explotada los tailandeses y sobretodo las Tailandesas y los miserables de los occidentales se creen que les hacen un favor pero a mi me dio la sensación de que van a aprovecharse de su miseria y a sentirse ricos, he tenido por momentos el sentimiento de ser participe de esto, y es que me dí cuenta que para ellos por el simple de verme occidental ya me metian en elmismo saco, aunque no los puedo culpar viendo lo que he visto, porque sí van a tailandia ya lo veran, yo recomendaria si van a Asia paises como China o Korea y si quieren playas a Cuba, espero no haberme hecho pesado pero he considerado que tenia que compartir esta información y dejar constancia de que ese turismo no va conmigo y dejar de aprovecharse de las miserias de los tailandeses y si todos ponemos nuestro grano de arena es posible.

Isaias Amaro Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Isaias Amaro Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge dijo...

Gracias por tu comentario Isaias. Por supuesto no todos tenemos los mismos gustos. Conozco a bastante gente a la que no le ha gustado Tailandia. Por el calor, por los olores... puede ser algo agobiante. A mi no sólo no me importó, sino que me encantó. Discrepo respecto a la inseguridad. Yo paseé por esos barrios pobres que comentas y no tuve ningún problema ni sensación de inseguridad, aunque quién sabe. Del turismo sexual , he oído hablar mucho... pero yo no vi NADA de NADA.

Como puedes ver en el blog, también he viajado por China, y discrepo en que es más barato, a mí me pareció bastante más caro. Y la comida me gustó menos, aunque también es rica.

Gracias por recomendar Cuba... es uno de mis destinos pendientes! :-)

Olivia Valdés dijo...

Un viaje organizado a Tailandia supone sensaciones gastronómicas y visuales bastante ideales para desconectar unos días y volver a vivir plenamente.